El coronavirus es, con mucho, uno de los mayores retos a los que se ha enfrentado esta generación, y sus repercusiones perdurarán en los próximos años. Los ensayos clínicos de las vacunas candidatas han comenzado. Pero, por ahora, el distanciamiento social y el trabajo a distancia son las únicas soluciones que pueden ayudar a la gente a mantenerse a salvo.

En resumen, la COVID-19 hace que la gente se quede en casa, lo que ha alterado los patrones de compra de los consumidores. Ahora vemos más de:

  • Compras de pánico
  • Personas optan por las comidas caseras o los alimentos enlatados
  • Afectaciones a la hostelería y al turismo
  • Menos compras de lujo
  • Aumento en las compras en línea

Además, cada crisis deja un impacto psicológico a largo plazo en los clientes. Mientras que algunos pueden ir a lo seguro durante mucho tiempo, otros pueden querer darse un capricho como rebote.

¿Cómo deben evolucionar las estrategias de marketing cuando el distanciamiento social y el trabajo a distancia se convierten en la nueva normalidad?

Para sobrevivir al sentimiento negativo y a la desaceleración económica: la resiliencia, la innovación, la agilidad y la empatía deben ser las herramientas de los profesionales del marketing. Dado que el estilo de vida de los consumidores se está adaptando a quedarse en casa, los profesionales del marketing deben llegar a ellos de forma proactiva allí donde estén. Hablamos con algunos expertos en marketing y también obtuvimos sus opiniones sobre la evolución de las estrategias de marketing.

Así es como puede ajustar las velas de su estrategia de marketing:

  1. Anticipar las necesidades del consumidor:

El distanciamiento social puede provocar estrés, aburrimiento, ansiedad y sensación de soledad. Esto hace que sea crucial identificar las necesidades individuales de los consumidores y abordarlas antes de que se conviertan en un área problemática.

  1. Aprovechar la tecnología:

Satisfacer las necesidades de los clientes se ha convertido en un reto, y hay que pensar en la mejor manera de atenderlos con recursos limitados y limitaciones de distanciamiento social. Las organizaciones, especialmente los gigantes del comercio electrónico están sobrecargados con el aumento de los pedidos en línea, el agotamiento de las existencias, la priorización de lo esencial y la garantía de la salud de empleados y clientes.

  1. Estar presente en el mundo digital:

A medida que la gente se queda en casa, el tiempo que pasa en sus dispositivos móviles y plataformas en línea ya está aumentando. Pasan más tiempo en las plataformas de streaming OTT para entretenerse, en las redes sociales para conectarse con el mundo exterior, en los portales de comercio electrónico para comprar, etc. Aunque la COVID-19 ha perturbado las iniciativas de marketing y publicidad, podemos esperar que los profesionales del marketing mantengan sus planes fluidos y ajusten sus gastos publicitarios para llegar a los clientes allí donde estén.

  1. Centrarse en la experiencia del cliente más que nunca:

 En tiempos preocupantes como estos, las marcas deben centrarse en infundir confianza a los clientes, proporcionándoles los medios para hacer frente a la situación, proporcionando la información adecuada y yendo más allá para ayudar a los clientes. Ser empático y dar prioridad a la experiencia del cliente contribuirá a que su marca destaque y le ayude a crear una base de clientes fieles.

Los gigantes de la tecnología, Facebook, Google, Microsoft, Twitter, LinkedIn, Reddit y YouTube, se han unido para apoyar y trabajar juntos para ayudar a los gobiernos a detener el nuevo coronavirus con su poder tecnológico y financiero, y también para ayudar a los científicos en la investigación para desarrollar una cura. También han emitido una declaración conjunta para ayudar a combatir el fraude y la desinformación.

    5.  Transformarse en una marca con propósito:

Las medidas de cuarentena y encierro pueden ayudar a mantener la seguridad y la salud de las personas. Pero no hay que olvidar el impacto en la salud mental de los distintos grupos de edad. Mientras que los niños no pueden ir a la escuela o jugar, el grupo de personas mayores está preocupado por las finanzas, y las personas mayores, que son aparentemente las más susceptibles al virus, están estresadas. Por tanto, es importante atraer y entretener a la gente. En estos tiempos, si los profesionales del marketing pueden encontrar formas innovadoras de garantizar que sus servicios lleguen a los clientes, esto contribuirá en gran medida a crear relaciones duraderas.

Ahora vemos que los influencers se asocian con aplicaciones de fitness para ayudar a la gente a mantenerse en forma en casa, aplicaciones de educación para permitir el aprendizaje, aplicaciones de juegos para atraer a la gente. Por ejemplo, para apoyar a su comunidad, Vogue ha ofrecido tres meses de acceso gratuito a todos sus títulos digitales, incluido un número gratuito de Vanity Fair dedicado a Milán.

Nadie puede predecir qué es lo que nos traerá  la pandemia mundial o cuándo terminará. Pero, para sobrevivir y ascender, debemos mantenernos alerta y a la vanguardia para poder apoyar a nuestros consumidores cuando más lo necesiten.